Autoestima … algo muy importante

La autoestima, también llamada amor propio o autoapreciación, es la percepción emocional profunda que las personas tienen de sí mismas. Puede expresarse como el amor hacia uno mismo. Es un aspecto básico de la inteligencia emocional (La inteligencia emocional es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y el conocimiento para manejarlos.). La autoestima no significa alardear de lo maravilloso que eres sino, más bien, saber discretamente que vales mucho (de hecho, ¡que no tienes precio!). No se trata de pensar que eres perfecto ―porque nadie lo es― sino de saber que eres digno de ser amado y aceptado. Una elevada autoestima, vinculada a un concepto positivo de sí mismo, potenciará la capacidad de la persona para desarrollar sus habilidades y aumentará el nivel de seguridad personal, mientras que un bajo nivel de autoestima enfocará a la persona hacia la derrota y el fracaso.

 El nivel de autoestima es el responsable de muchos éxitos y fracasos escolares

Cuanto más POSITIVA sea nuestra autoestima:

– más preparados estamos para afrontar las adversidades.

– más posibilidades tendremos de ser creativos en nuestro trabajo.

– más oportunidades encontraremos de entablar relaciones enriquecedoras.

– más inclinados a tratar a los demás con respeto.

– más contentos estaremos por el mero hecho de vivir.

Síntomas de alta autoestima

Una persona con la autoestima alta:

  • asume responsabilidades con facilidad;
  • está orgullosa de sus logros;
  • afronta nuevos retos con entusiasmo;
  • utiliza sus medios, oportunidades y capacidades para modificar su vida de manera positiva;
  • se quiere y se respeta a sí misma y consigue el aprecio y respeto de quienes le rodean;
  • rechaza toda actitud negativa para la persona misma;
  • expresa sinceridad en toda manifestación de afecto que realiza;
  • se acepta a sí misma;
  • no es envidiosa.

Síntomas de baja autoestima

Cuando una persona tiene su autoestima baja:

  • desprecia sus dones naturales;
  • otras personas influyen en ella con facilidad;
  • se frustra fácilmente;
  • se siente impotente;
  • actúa a la defensiva;
  • culpa a los demás por sus debilidades.

Prevención

Si se aprende autoestima desde pequeños es una defensa para las malas relaciones.

1. Reforzar lo positivo de la otra persona. Dar a los niños la oportunidad que exprese sus cualidades.

2. Escucha cálida y activa. Sin distracciones. Aceptación incondicional.

3. Feedback. Informaciones positivas de lo que percibo de tí.

4. Evitar los elogios ambivalentes ej. Casi estás al nivel de tu hermano.

5. Fomentar un espacio de autonomía y libertad.

6. Dar responsabilidad, me fío de cómo lo hace.

7. Estimular la autoestima de los estudiantes, evitar las reprimendas en clase, el trato humillante, minimizar el estrés en la escuela.

 

fuente: www.estudiar.be

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: